Yvyraretá

MANEJO DE FRUTOS Y SEMILLAS, PRODUCCIÓN DE PLANTINES Y ESTABLECIMIENTO A CAMPO DE ESPECIES NATIVAS

Enterolobium contortisiliquum (Vellozo) Morong (Timbó colorado).

 

Beatriz Irene Eibl | Cecilia González

Laboratorio de Análisis de Calidad de Semillas, Banco Regional de Semillas, Vivero Experimental Especies de Nativas. Facultad de Ciencias Forestales UNaM.

 

Características de la especie:

Hojas: compuestas, bipinadas, alternas, con la cara superior verde oscuro y el envés verde grisáceo.

Flores: son pequeñas de color blanco verdosa agrupadas en cabezuelas esféricas, abundantes y poco vistosas.

Fruto: es una legumbre indehiscente, coriácea y leñosa cuando madura, encorvado en círculo, recordando una “oreja”. Por fruto hay 18 semillas, en promedio (Figura 1).

Semillas: son de tegumento liso y muy duro, de color castaño oscuro (Figura 1).

Cotiledones: elíptica a elíptico - lanceolada, color verde claro.

Fenología del ciclo reproductivo Eibl et al. 2002.

Floración: octubre a noviembre.

Crecimiento y Maduración de los frutos: enero a abril.

Dispersión: abril a agosto.

 

Manejo de frutos y semillas:

Cosecha: la cosecha se realiza del suelo durante la dispersión, desde abril a agosto. 

Acondicionamiento de frutos: la extracción de las semillas es difícil y se realiza de forma manual con ayuda de un martillo y/o cuchillo. Otro método es colocando los frutos en agua por 24 horas y posterior extracción en forma manual.

Número de semillas/kg: 2800 a 5000 semillas/kg.

Almacén: pueden ser almacenadas secas, en frascos de vidrio y en frío por varios años.

 

Viverización:

Tratamiento pregerminativo: escarificar en forma lateral con papel de lija  para madera y colocarlas por 24 horas entre papeles húmedos, antes de la siembra. Otro tratamiento es colocar las semillas en agua caliente a 70 - 80 °C y dejar enfriar en la misma agua por 24 horas, con este último tratamiento las germinaciones serán menores.                                                               

Poder germinativo: es alto cuando se trata de semillas escarificadas y bajo con semillas no tratadas.

Siembra: sembrar 1 semilla previamente escarificada, directamente en los envases. La germinación ocurre 5 a 10 días de  la siembra, es homogénea y se completa a los 28 días. 

Envases: bolsas de polietileno y/o en tubetes (figuras 2 y 3).

Sustratos: puede utilizarse una mezcla  de mantillo de monte solo con lombricompuesto, así como también corteza de pino compostada con 1,5 a 3 kg/m3 de fertilizante de liberación lenta. 

Daños o enfermedades en vivero: no se observaron plagas o enfermedades en vivero. 

Tiempo de viverización: es de 6 a 9 meses, lográndose altura total 35 a 80 cm, dependiendo del contenedor.

 

Características silviculturales:

Exigencia lumínica: es heliófita. (CARVALHO, 1994).

Hábito de crecimiento: irregular, sin dominancia apical y con ramificación intensa; requiere poda frecuente y periódica.

 

 

Establecimiento definitivo:

Sensibilidad a heladas: es sensible en los primeros años (EIBL et al. 2003). 

Métodos de plantación: Se puede plantar a cielo abierto en plantaciones mixtas (asociada con especies de igual patrón de crecimiento para mejorar la forma o para tutorar especies de sombra) y en enriquecimiento (CARVALHO, 1994) (Figura 4).

Plagas: en plantaciones y en enriquecimiento se observaron daños causados por Oncideres sp. (Kiritó) y Epicauta adspersa (CARVALHO, 1994 y MONTAGNINI et al. 2006). También se registraron signos de enfermedad causada por hongos que pudren la madera y antracnosis (Colletotrichum dematium f. truncata) que se puede combatir con fungicida Benomil (CARVALHO, 1994).

Datos de crecimiento: el comportamiento de esta especie en plantaciones es muy irregular tanto en crecimiento como en sobrevivencia. Pero su crecimiento es rápido, con productividad volumétrica máxima de 18,9 m3/ha año, 4 años después de la plantación (CARVALHO, 1994). En enriquecimiento logra altura promedio de 6,5 m y dap promedio de 11 cm con sobrevivencia de 80 % a los 7 años (EIBL et al. 2003).

 

BIBLIOGRAFÍA

CARVALHO P E R. 1994. Especies florestais brasileiras. Recomendacoes silvicultrurais, potencialidades e uso da madeira. EMBRAPA. CNPF/SP. Brasil. 639 pp.

EIBL B.; Bohren A.; Mendez R., Sosa G; Di Stasi M.; 2002. Especies forestales nativas de la Selva Paranaense. Fichas de divulgación. Formato CD. Pecom Forestal S.A / F.C.F.- UNaM. 

EIBL B.; Vera, N.; Méndez, R. 2003. Silvicultura de diez árboles nativos con potencialidades para la producción de madera y otros usos alternativos. SAGPyA-PEA / FCF-UNaM.

MONTAGNINI F.; Eibl B.; Fernández R. 2006. Reahabilitation of degraded lands in Misiones Argentina. Revista Bois et Forets des Tropiques N° 288 (2).

 

Figura 1: Frutos y semillas  de Timbó colorado

Figura 2: Plantín de Timbó colorado en maceta, a los 2 meses de la siembra.

Figura 3: Plantines de Timbó colorado en   tubetes de 140 cm3, a los 3 meses de la siembra.

Figura 4: Timbó colorado en SAF, a los 5 años de la plantación.

ARBOLES DE MISIONES

Cupania vernalis Cambess.

 

Luis Alberto Grance | Angélica María Aguilera | Pablo Andres Poszkus | Guillermo Küppers | Alicia Violeta Bohren

 

Luis Alberto Grance: Ing. Forestal, Profesor Titular, FCF, UNaM. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Angélica María Aguilera: Ing. Forestal, Ayudante de Primera, FCF, UNaM. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Pablo Andres Poszkus: Ingeniería Forestal, Profesor Adjunto FCF, UNaM. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Guillermo Küppers: Ingeniería Forestal, Ayudante de Primera, FCF, UNaM. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Alicia Violeta Bohren: M.Sc. Ing. Forestal, Profesor Titular, Facultad de Ciencias Forestales, UNaM, Bertoni 124, Eldorado, Misiones. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  

 

Syn: Cupania uraguensis Hook. & Arn., Cupania clethrodes Mart.

Nombre vulgar: “Camboatá colorado”, “aguay colorado” (Argentina); “ jaguarata'y”, yva ta'i” (Paraguay); “camboatã”, “camboatã vermelho” (Brasil)

 

GENERALIDADES

 Árbol originario de Bolivia, Paraguay, Brasil, Uruguay y el centro y norte de Argentina; en las siguientes regiones fitogeográficas: Provincia Paranaense (Misiones y norte de Corrientes), Provincia de las Yungas (Jujuy, Salta y Tucumán), Parque Chaqueño (Chaco, Formosa y norte de Córdoba), también vegeta en la Selva Marginal del Río Paraná y Uruguay y sus principales afluentes (Corrientes y Entre Ríos), (ZULOAGA et al., 2009).
Árbol de segunda magnitud, polígamo dioico, de follaje persistente, integrante frecuente aunque no abundante del estrato medio en la Selva Paranaense, prefiere las zonas húmedas y pedregosas, se la observa presente en los claros como heliófita, pionera y también dentro del bosque; en los periodos de brotación se observa el follaje de coloración rojiza.
El “camboatá colorado” florece durante los meses de junio a agosto y los frutos maduran de septiembre a noviembre (EIBL et al., 1997). Número de semillas por kilo y por fruto 2.580 y 1-3 unidades respectivamente, (LORENZI, 1998).

 

Estadio de plántula (GARTLAND et al., 1991)

Germinación hipogea.

Sistema radicular con un eje único en sus inicios, que evoluciona hasta un sistema de ramificaciones secundarias hacia la formación de las primeras hojas.
Epicótilo recto; de sección circular; de 8.2 (7-10) mm de altura; piloso y de coloración verdosa. Presenta un par de brácteas alternas prontamente caducas, yemas axilares pequeñas.
Cotiledones hipogeos, se observan protegidos por los restos seminales y adheridos al talluelo.
Primer par de hojas: simples (hojas juveniles), opuestas, subopuestas o alternas; pecioladas: pecíolo de 5 mm de long., pubescente. Lámina elíptica-lanceolada u oval discolor; verde oscuro en el haz y más claro en el envés; consistencia coriácea; superficie rugosa y pubescente; ápice agudo; base atenuada a aguda; borde aserrado en las dos terceras partes apicales y ciliado; venación en retículo, (Figura 1).

Estadio juvenil 

Ramificación media, inicialmente del tipo monopódico

Tallo cilíndrico sólo en la fase inicial del estadio, inmediatamente se manifiesta lobulado o acanalado, con varios canales o hendiduras longitudinales, generalmente en número de cinco, sobre el fondo de las cuales se agrupan en hileras, la mayoría de las lenticelas. Corteza en diseño áspero por presencia de lenticelas, coloración ferruginosa en las porciones suberificadas y pardo-verdosa-brillante en las zonas más apicales. Las lenticelas son elípticas, oblongas o circulares, de color castaño-claro, distribuidas en series verticales a lo largo de las hendiduras o canales, de disposición vertical y densidad baja a media.
Rámulos rectos a ligeramente arqueados hacia el ápice del fuste, en toda su extensión presentan pubescencia ferruginosa, estriado longitudinalmente; entrenudos de 4 a 20 mm de longitud, nudos demarcados por la disposición de las cicatrices foliares en ménsula. Cicatrices foliares característicamente trilobadas, en disposición mensular, de superficie plana y coloración castaño-verdosa a pardo-verdosa, rastros libero-leñosos bien demarcados en número de tres, uno por cada lóbulo de la cicatriz. Yema apical terminal y axilares solitarias, ambas cubiertas por pérula pubescente.
Hojas compuestas, pinadas; de 33 (32-35) cm de longitud total y 19 (17-23) cm de latitud, de filotaxis alterna 2/5; pecioladas, pecíolo de 3 (2,6-3,5) cm de longitud, con la base ligeramente engrosada y ferruginoso. Folíolos en número de 28 a 32, de disposición subopuesta, peciolulados, peciólulo de 1,7 cm (1 a 3) de longitud y sección elíptica ferruginosos, insertos sobre un raquis primario de sección circular, canaliculado y ferruginoso, que finaliza en un apéndice raqueal a continuación de la insersión del último foliolo. Lámina foliolar de forma elíptico-lanceolada, de 11 (8,2 a 15,3) cm de longitud por 3,2 (2,3-4,2) cm de ancho; glabro en el epifilo y el envés piloso únicamente sobre el nervio principal y secundarios, en las axilas entre la nervadura central y secundarias se observan escrobículas; borde aserrado, ápice y base agudos, ocasionalmente la base asimétrica; discoloros; coriáceas; retinervadas.

Estadio adulto

Árbol de porte medio de 12-20 m de altura y de 30-60 cm de d.a.p., el fuste corto alcanza hasta 7 m de long. Hábito de copa baja, con abundante ramificación, densifoliada, de follaje persistente (Figura 2). Copa orbicular, oblonga a irregular, simple o compacta, follaje de color verde oscuro brillante, rámulo angulosos con abundante pubescencia ferruginosa. El fuste es recto o tortuoso, generalmente de sección circular pero ocasionalmente algo canaliculado, suele presentar protuberancias, la base es reforzada.
Ritidoma persistente, con ritidoma de diseño fisurado fino con protuberancias, coloración pardo-grisaceo (Figura 3), lenticelas elipticas, algunas coalescentes transversalmente. Espesor total de la corteza de 6 a 9 mm, la corteza interna de 5 a 7 mm y la externa de 1 a 2 mm constituida por varias peridermis. Estructura cortical compleja, flamiforme-aglomerada (Figura 4); la estructura mas interna, la flamiforme, presenta diferentes grados de desarrollo en algunos sectores alcanza a la corteza externa; la más externa, la aglomerada, esta representada por paquetes rectangulares tangenciales de tejido duro (esclereidas) formados secundariamente; la textura es fibrosa, (GARTLAND et al, 2000).
Las hojas son compuestas; imparipinadas; alternas; de 10-40 cm de long.; pecioladas, pecíolo de 4-8 cm de long., con pubescencia ferruginosa. Folíolos en número 9-18; alternos o subopuestos dispuestos sobre un raquis con pubescencia ferruginosa y terminado en un apéndice raqueal; oblongos u obovados; de 5-15 cm de long. y de 2-5 cm de lat.; de ápice obtuso o retuso; base atenuada y borde aserrado; superficie rugosa; envés pubescente sobre las nervaduras y de consistencia coriácea; discolores: haz verde oscuro brillante y envés más opaco, provistos de escrobículas (domacios); retinervados, (Figura 5).
Inflorescencias axilares y terminales de flores hermafroditas y unisexuales (arboles polígamo-dioicos).
Fruto cápsula rugosa ovoidea a esférica, de 1-1,5 cm de diámero, con tres lóculos cada uno con una semilla, se abren por tres valvas. Semilla ovoidea, de 9-13 mm de long. y 5-8 mm de lat, glabra, morado-negruzca en la madurez, cubierta en sus 2/3 partes inferiores por un arilo cupuliforme, anaranjado y carnoso. FERRUCHI (1991 y 1998)

 

CARACTERÍSTICAS DE LA MADERA 

El leño presenta albura y duramen no diferenciados, ambas de coloración castaño-rojizo; textura media y heterogénea, brillo suave, grano recto, diseño veteado. Es dura y semipesada, peso específico 0,80 kg/dm3. 
La madera se utiliza para leña y carbón, carpintería rústica; la especie proporciona alimento para la avifauna y es melífera. 
Anillos de crecimiento demarcados por la presencia de parénquima marginal y engrosamiento de las fibras; porosidad difusa, poros pequeños poco visibles, poros múltiples radiales cortos de 2 a 4 y solitarios; parenquima paratraqueal vasicéntrico y 
vasicéntrico y apotraqueal marginal, (BOHREN, 2005).

PROPIEDADES DE LA MADERA

Anhidra: 0,73
Estacionada: 0,80
Saturada: 1,02
Básica: 0,64
Contracciones totales (%):
Axial: 1,60
Radial (R): 6,54
Tangencial (T): 10,42
Relación (T/R): 1,59
Propiedades mecánicas: (Madera con 15% de humedad)
Flexión estática (kg/cm2)
Módulo de rotura: 798
Módulo de elasticidad: 180.619
Comprensión axial (kg/cm2):
Módulo de rotura: 367
Módulo de elasticidad: 67.959
Dureza (kg/cm2)
Transversal: 747
Radial: 726
Tangencial: 721
Corte o cizallamiento paralelo a las fibras (kg/cm2)
Radial: 77
Tangencial: 105
Tracción perpendicular a las fibras (kg/cm2)
Radial: 62
Tangencial: 55
Clivaje o rajadura (kg/cm)
Radial: 84
Tangencial: 61
 

BIBLIOGRAFIA

BOHREN, A. 2005. Evaluación del potencial para la producción de chapas decorativas de 13 especies arbóreas de la selva misionera. Informe de Tesis para a la Maestría en Ciencias de la Madera, Celulosa y Papel. UNaM. 181 pp.

EIBL, B.; Silva, F.; Bobadilla, A.; Ottenweller G. 1997. Fenología de especies forestales nativas de la Selva Misionera. Segunda parte. Yvyrareta. 8: 78-87.

FERRUCCI, S. 1991. Sapindaceae. En R. Spichiger (ed.), Flora del Paraguay: 1-144.

Fuente BOHREN, 2005).

Propiedades físicas (15 % de humedad)

Densidades (kg/dm3):

FERRUCCI, S. 1998. Sapindaceae. En A. T. Hunziker (ed.), Flora Fanerogámica Argentina 52: 1-44. 

GARTLAND, H. M.; Bohren, A. V.; Grance, L. A.; Miranda, D.; Keller H. 2000. Reconocimiento de especies leñosas de interés secundario de la selva paranaense (Misiones, Argentina), por corteza y otros caracteres dendrológicos. Informe Final, Instituto Subtropical de Investigaciones Forestales, Facultad de Ciencias Forestales. UNaM. 92 pp.

LÓPEZ, J. A.; Little, E. L.; Ritz, G. F.; Humbold, J. S.; Hahn W. 1987. Arboles comunes del Paraguay. Ñande yvyrya mata kuera. Dibujos William R. Sterrett, y Melissa J. McDonald. Paraguay, Cuerpo de Paz. 425 pp.

LORENZI, H. 1998. Árvores Brasileiras. Manual de Identificação e Cultivo de Plantas Arbóreas do Brasil. Vol 1. 2da. ed. San Paulo, Editora Plantarum. 369 pp.

ZULOAGA, F. O.; Morrone, O.; Belgrano M. 2009. Catálogo de las plantas vasculares del Cono Sur. Argentina, sur de Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Missouri Botanical Garden Press. Extraido el 21 de marzo de 2017. http://www2.darwin.edu.ar/proyectos/floraargentina/Generos.asp?genus=Cupania.

 

Figura 1: Renuevo de “camboatá colorado”, con hojas juveniles.

 

Figura 2: “Camboatá colorado” Forma forestal, habito de copa baja, copa oblonga. 

Figura 3: “Camboatá colorado” Corteza con diseño fisurado fino y protuberancias.

 

 

Figura 4: Sección transversal corteza de “Camboatá colorado”, Estructura compleja: flamiforme-aglomerada, hacia el exterior presenta un ritidoma delgado con numerosas peridermis.

Figura 5: Vista del rámulo del “Camboatá colorado”

 

 

Anadenanthera colubrina (Vell.) Brenan var. Cebil (Griseb.) Altschul (Curupay). Fabaceae. Mimosoidea

Beatriz Eibl
Cecilia González

Laboratorio de Análisis de Semillas y Banco Regional de Semillas de la Facultad de Ciencias Forestales, UNaM.

Características de la especie:
Hojas: compuestas, bipinadas, con hasta 30 pares de foliolos opuestos y 60 a 80 pares de foliolulos.
Flores: hermafroditas, blancas pequeñas reunidas en inflorescencias.
Fruto: folículo achatado, dehiscente coriáceo de color castaño oscuro a rojizo. Contiene de 8 a 15 semillas (Fig. 1).

Fig. 1: Frutos de Curupay
Fig. 1: Frutos de Curupay

Semilla: es circular y achatada, castaña a rojiza oscura, brillante y lisa (Fig. 2).

Fig. 2: Semillas de Curupay
Fig. 2: Semillas de Curupay


Cotiledones: orbicular, color verde claro (Fig. 3).

 

Fenología del ciclo reproductivo.
Floración: abril - junio
Fructificación: junio - octubre
Dispersión: entre agosto y octubre.

Manejo de frutos y semillas
Cosecha: generalmente en agosto a octubre, deben recolectarse frutos secos en el árbol al inicio de la dispersión.
Número de semillas por kg: 8800 semillas/kg
Acondicionamiento: Los frutos son puestos en ambientes ventilados y secos hasta que se abran solos.
Almacén: se pueden guardar semillas limpias y secas en recipientes herméticos y frío.

Viverización
Tratamiento pregerminativo: no requiere
Poder germinativo: 70 a 90 %.
Condiciones de germinación: es recomendable la siembra directa. Germina entre los 3 a 7 días después de la siembra (Fig. 4).

Fig. 3 y 4: plántulas a los 7-10 días y detalle de cotilédones
Fig. 3 y 4: plántulas a los 7-10 días y detalle de cotilédones


Envases: bolsas de polietileno y/o en tubetes.
Sustratos: puede utilizarse mantillo de monte solo o con tierra colorada, así como también una mezcla corteza de pino compostada con tierra colorada, arena y con 1,5 Kg de fertilizante de liberación lenta.
Daños por insectos en vivero: se observaron daños leves por insectos.
Tiempo de viverización: 4 - 6 meses, lográndose altura total 35 a 50 cm, dependiendo del sistema de producción (Fig. 5).

Fig. 5: Plantines en tubetes de 140 cm3 a los 3 meses
Fig. 5: Plantines en tubetes de 140 cm3 a los 3 meses

Características silviculturales
Exigencia lumínica: es heliófita. Tolera un poco de sombra en la fase juvenil (CARVALHO, 1994)
Habito de crecimiento: las plantas jóvenes presentan inclinación del tallo por lo que es aconsejable colocar tutor, no presenta desrame natural por lo que necesita poda de conducción (CARVALHO, 1994).

Establecimiento definitivo (Fig. 6):

Fig. 6: Plantación de Curupay a los 6 años
Fig. 6: Plantación de Curupay a los 6 años


Métodos de plantación: puede ser plantada a cielo abierto en plantaciones puras, mixtas (asociada con especie pionera de rápido crecimiento para mejorar la forma) y en enriquecimiento (CARVALHO, 1994).
Sensibilidad a heladas: es sensible en los primeros años.
Sensibilidad a sequías: poco sensible.
Calidad de sitio: tolera suelos compactados y de baja fertilidad.
Plagas: se observan daños causados por Oncideres spp. (Kiritó), con daños en grados variables (CARVALHO, 1994).
Datos de crecimiento: esta especie presenta crecimiento moderado a rápido, en Brasil se registran datos de productividad volumétrica máxima de 25,55 m3/ha año (CARVALHO, 1994).

Bibliografia
CARVALHO P E R. 1994. Especies florestais brasileiras. Recomendacoes silviculturais, potencialidades e uso damadeira. EMBRAPA. CNPF/SP. Brasil. 639 pp.

ÁRBOLES DE MISIONES
Helietta apiculata Benth

Alicia Violeta Bohren | Luis Alberto Grance | Héctor Alejandro Keller | María Angélica Aguilera | Guillermo Federico Küppers

Alicia Violeta Bohren: M. Sc. Ing. Forestal, Profesor Adjunto, Facultad de Ciencias Forestales, UNaM, Bertoni 124, Eldorado, Misiones. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Luis Alberto Grance: Ing. Forestal, Profesor Adjunto, FCF, UNaM. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Héctor Alejandro Keller: Dr. Ing. Forestal. Profesor Adjunto, FCF, UNaM. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
María Angélica Aguilera: Alumna adscripta Ingeniería Forestal, FCF, UNaM.
Guillermo Federico Küppers: Becario alumno Ingeniería Forestal, FCF, UNaM. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Nombres vulgares: “Yvyra oví”, “canela de venado”, “canela do viado”.

Syn:Esenbeckia cuspidata Engl., Helietta cuspidata (Engl.) Chodat, Helietta longifoliata Britton

 

Generalidades

Árbol propio de América del Sur, se distribuye naturalmente en los siguientes países: Sur del Brasil, Paraguay, y norte de Argentina. En este último ingresa a nuestro país a través de la Selva Paranaense (Misiones y Corrientes), ZULOAGA et al., (2011).
En Misiones su frecuencia es variable, en el Distrito de las Selva Mixtas su frecuencia es de 1,11 a 3,33 árboles/hectárea, con diámetros medios comprendidos entre 25,9 y 29,78 cm y máximos entre 46 y 60 cm; las alturas de fuste máximos registrados se encuentran en el rango de 8-10 m, (GARTLAND & PARUSSINI, 1991). En el Distrito de los Campos se observan islotes de comunidades casi puras, fundamentalmente en zonas pedregosas, FONTANA (1996).
Especie de segunda a tercera magnitud, perennifolia, heliófita y selectiva higrófita, pionera, prefiere los suelos bajos, húmedos, pedregosos y abiertos, RAMALHO CARVALHO, (2008).
El “ibirá obi” florece a partir del mes de noviembre a diciembre y la maduración de los frutos desde marzo a mayo. Número de semillas por fruto y por kilo: 5 y 63.000 unidades respectivamente, LORENZI (1998).

 

Estadio de plántula

(Fuente: GARTLAND, et al., 1991)
Germinación epigea.
Hipocótilo recto, de 20-40 mm de longitud, de sección circular, puberulo, de color verde claro.
El sistema radicular cuenta con un eje principal sobre la cual se desarrollan las ramificaciones secundarias y terciarias
Cotiledones opuestos y peciolados, pecíolo de 1-2 mm de longitud, canaliculado. Lámina oblonga a oval-oblonga (Fig. 1), de 11-15 mm de longitud por 4-5 mm de latitud, ápice y base redondeados, borde entero, superficie lisa y glabra, mesófilo con puntos traslúcidos, consistencia carnosa, se observa una sola nervadura central; haz de coloración verde osculo y verde claro el envés.
Epicótilo de 3-7 mm de longitud, con las mismas características que el hipocótilo.

Figura 1: “Yvyra ovi”. Estadio de Plántula


Primer par de hojas opuestas; compuestas, trifolioladas, tamaño de la lámina compuesta de 10-15 mm de longitud por 15-24 mm de latitud; pecioladas, pecíolo de 6-9 mm de longitud. Foliolos en número de tres, el terminal ligeramente de mayor tamaño; elíptico-lanceolados, de 11-16 mm de longitud por 4-6 mm de latitud, los laterales de 9-13 mm de longitud por 3-5 mm de latitud, sésiles; base cuneada en el terminal y aguda en los foliolos laterales; ápice agudo a redondeado; borde entero en el tercio basal y aserrado en las dos terceras partes siguientes; subcoriáceos; retinervados; con puntos traslúcidos; verde oscuro en la cara superior y verde claro en la inferior.
Segundo par de hojas opuestas, decusadas, con las mismas características a las descriptas anteriormente pero de mayores dimensiones.

 

Estadio juvenil

Inicialmente de ramificación monopódica, con ramas laterales a partir de los 60 cm de altura.
Tallo, ramillas y rámulo delgados, corteza finamente estriada, de coloración pardo-oscura; lenticelados, lenticelas pequeñas amarillentas puntiformes de distribución difusa y baja densidad.
Rámulos por lo regular en disposición opuesta, de nodos medianamente demarcados y entrenudos por lo regular cortos, de 10 a 40 mm de longitud. Cicatrices foliares semilunares a cordiformes o semicirculares, con la yema axilar en posición superior y central. Yemas axilares pequeñas, globosas, la terminal en disposición pseudoterminal, algo más alargada que las axilares. Médula circular, blanquecina, de posición central, esponjosa y continua.
Hojas opuestas y decusadas; trifolioladas de 40-90 mm de longitud total y de 35-75 mm de latitud; pecioladas, pecíolo de 10 a 35 mm de longitud de sección circular, ligeramente pubescente. Folíolos elíptico-lanceolados, a veces ligeramente falcados, de 30-70 mm de longitud por 8-18 mm de latitud, el folíolo terminal de mayor tamaño, sésiles, ápice apiculado, base aguda, borde entero, superficie lisa y glabra, con puntos traslúcidos brillantes en el mesófilo, la cara adaxial de color verde oscuro brillante y más clara la abaxial; venación camptódromo-broquidódromo, subcoriáceaos.

 

Estadio adulto

Integra el estrato bajo a medio de la selva, porte pequeño a medio, con una altura total entre los 10 a 20 m y diámetros medios entre 30 y 50 cm. Posee hábito de copa alta (Fig. 2), con abundante ramificación. La copa adquiere forma orbicular a irregular, de tipo simple o compacta, con follaje persistente, paucifoliadas, follaje de color verde claro brillante. El fuste es recto y cilíndrico, de sección circular y base ligeramente reforzada, puede presentar longitudes de 5 a 10 m.
El ritidoma es persistente, escamoso (Fig. 3), con pequeñas escamas rectangulares, de coloración pardo-grisácea, estructura compleja laminar-flamiforme (Fig. 4)y textura fibrosa, blanquecina. Espesor total de 5 a 10 mm, corteza interna de 4 a 8 mm (blanco-amarillenta) y ritidoma de 1-2 mm, compuesto por 1 a 3 capas peridérmicas.
Hojas compuestas, trifolioladas, opuestas y decusadas; pecioladas, pecíolo muy delgado y de 2 a 4 cm de longitud. Los folíolos presentan lámina elíptica ú oblanceoladas, sésiles, de 3 a 7 cm de longitud y de 1 a 2 cm de ancho; mesófilos foliolares con abundantes puntos glandulares traslúcidos que al estrujarlas presentan un olor característico; ápice apiculado constituyendo un domacio, base aguda, borde entero; superficie lisa y glabra; venación pinada; subcoriáceos.
El fruto está compuesto de hasta 5 sámaras amarillentas, de 2 cm de largo que se separan desde la base, cada una con una semilla ovoide de 5 mm de diámetro, (COWAN & SMITH, 1973; LOPEZ et al, 1987; ORTEGA et al., 1989).

Figura 2: “Yvyra ovi” vista general del árbol

 

Figura 3: “Yvyra ovi”, diseño del ritidoma escamoso

 

Figura 4: “Yvyra ovi”, sección transversal de la corteza con estructura laminar-flamiforme

 

Características de la madera

El leño presenta albura y un duramen indiferenciados de coloración blanquecina, textura fina y homogénea, grano derecho o entrecruzado, diseño veteado o espigado, aromática. Madera semi-pesada, resistente, semi-dura, P. E. 0,870, (TINTO, 1977 y 1978).
Anillos de crecimiento poco demarcados. Porosidad difusa; poros solitarios en su mayoría y múltiples radiales cortos de 2 y 3. Parénquima leñoso paratraqueal vasicéntrico y apotraqueal marginal. Radios leñosos angostos, visibles con lupa de mano. (TORTORELLI, 1956).

 

Usos

Se utiliza para carpintería en general, artículos de utilidad rural, revestimientos, cabos de herramientas, leña y carbón. En la medicina tradicional, la corteza es conocida como afrodisíaca. Reúne buenas aptitudes como árbol ornamental. Melífera.

 

Propiedades de la madera
(Fuente: BOHREN, 2005)

Propiedades físicas
Densidad (Kg/dm3):
Anhidra: 0,870
Estacionada (C. H.: 12 %): 0,900
Saturada: 1,09
Básica: 0,750

Contracción total (%):
Radial: 6,68
Tangencial: 9,5

Coeficiente de Retractabilidad
Radial (R): 0,21
Tangencial (T): 0,32
Relación (T/R): 1,4

Propiedades mecánicas: (Madera con 12% de humedad)

Flexión estática (Kg/cm2)
Módulo de rotura: 1.105,7
Módulo de elasticidad: 155.533

Comprensión axial (Kg/cm2):
Módulo de rotura: 510
Módulo de elasticidad: 58.978

Dureza (Kg/cm2)
Transversal: 815
Radial: 738
Tangencial: 775

Corte o cizallamiento paralelo a las fibras (Kg/cm2)
            Radial: 116
            Tangencial: 150

Tracción perpendicular a las fibras (Kg/cm2)
            Radial: 74
            Tangencial: 53

Clivaje o Rajadura (kg/cm)
            Radial: 127
            Tangencial: 77

 

Otras propiedades
(TINTO, 1978)

Porosidad: 42,4%
Compacidad: 57,5 %
Contenido de humedad verde: 65%
Receptividad a la impregnación: Poco penetrable
Comportamiento en procesos varios:
Secado: Regular
Maquinado: Regular
Pintado: Regular
Clavado: Bueno
Combustión media.

 

Bibliografia

COWAN, R. S. & L. B. SMITH. 1973. Rutáceas. Flora Ilustrada Catarinense. Herbario Rodrigo Barbosa, Ed. R. Reitz. Itajai. SC. Brasil. 89 p.

FONTANA, J. L. 1996. Los pajonales mesófilos semi-naturales de Misiones. Phytocoenologia 26 (2):179-271.

GARTLAND, H. M. y M. PARUSSINI. 1991. Caracterización dendrométrica de treinta especies forestales de Misiones (Segunda y última entrega). Revista YVYRARETA Año 2. Nº 2. ISIF. UNaM. Facultad de Ciencias Forestales. Eldorado. Misiones. p: 5-22.

GARTLAND, H. M.; BOHREN, A. V.; MUÑOZ, D. y G. OTTENWELLER. 1991. Descripción y Reconocimiento de las Principales Especies Forestales de la Selva Misionera en el Estado de Plántula. 2da. entrega. Facultad de Ciencias Forestales. Universidad Nacional de Misiones. Revista YVYRARETA. Nro.2. Año 2. p:70-101.

LOPEZ, J. A.; E. L. LITTLE; G. F. RITZ; J. S. ROMBOLD y J. H. HAHN. 1987. Arboles comunes del Paraguay. Ñande Yvyra Mata Kuera. Cuerpo de Paz, U.S. Government Printing Office, Washington, DC, USA. Imprenta Mitami,  Asunción, Paraguay. 425 pp.

LORENZI, H. 1988. Árvores Brasileiras. Manual de Identificaçăo e Cultivo de Plantas Arvóreas Nativas do Brasil. Vol 1, 2da edición. Instituto Plantarum de Estudos da Flora Ltda. San Paulo, Brasil. 352 p.

ORTEGA TORRES, E.; L. STUTZ DE ORTEZA y R. SPICHIGER. 1989. Noventa especies forestales del Paraguay. Flora del Paraguay. Conservatoire el Jardín Botaniques de la Ville de Geneve. Missouri Botanical Garden. Ginebra. 218 p.

RAMALHO CARVALHO, P. E. 2008. Espécies Arbóreas Brasileiras. Vol 3. Embrapa Florestas. Brasil. 593 p.

TINTO, J. 1977. Utilización de los recursos forestales Argentinos. Instituto Forestal Nacional. Folleto Técnico Forestal N° 41. 117 p.

TINTO, J. 1978. Aporte del Sector Forestal a la Construcción de Viviendas. Instituto Forestal Nacional. Folleto Técnico Forestal Nº 44. Bs. As. 142 p.

TORTORELLI, L. 1956. Maderas y Bosques Argentinos. Editorial ACME S.A.C.I. Buenos Aires. 910 p.

ZULOAGA, F. O.; O. MORRONE y M. J. BELGRANO. 2011. Catálogo de las plantas Vasculares del Cono Sur. Capturado Diciembre 2014. http://www.darwin.edu.ar/Proyectos/FloraArgentina/DetalleEspecie.asp?forma=&variedad=&subespecie=&especie=apiculata&genero=Helietta&espcod=6073

 

Frutos y semillas de interés Forestal
Ateleia glazioveana Baill

Dora Miranda | Dardo Paredes

Dora Miranda: Prof. Titular Morfología Vegetal. Facultad de Ciencas Forestales. UNaM. Calle Bertoni N°124 (C.P. 3380), Eldorado Misiones.
Dardo Paredes: Ex Becario Proyecto: “Frutos y semillas de especies forestales nativas” FCF

Familia: Fabaceae/ Papilionoideae

Nombres vernáculos
Argentina: timbó blanco, t. raposa, t. del campo.
Brasil: timbózinho, timbé.

Carácter de relevancia
Las semillas se extraen manualmente del fruto. Para quebrar la dormancia se recomienda la inmersión en agua fría por 24 a 48 hs. Tienen un porcentaje de germinación del 90 % y una viabilidad integral en 2 años de almacenamiento (Carvalho, 1994). La emergencia de las semillas se produce en 10-20 días, y la tasa de germinación es generalmente alta. El desarrollo de las plántulas es rápido, estando listas para su plantación al lugar definitivo en menos de 5 meses. El desarrollo de las plantas en el campo es rápido, fácilmente sobrepasando los 4 metros en 2 años. Se reproduce también, a través de brotaciones de raíces (Lorenzi, 1998).

Hábitat y sistema reproductivo
Especie heliófita. Forma poblaciones denominadas en Brasil “Timbozais”. Especie alógama. Los frutos son dispersados por el viento. Presenta una buena brotación después del corte (Carvalho, 1994).

Usos
Madera poco apreciada, uso local en construcciones civiles, obras internas, cajonería, carpintería, confección de objetos livianos, revestimientos, tablas y durmientes de poca duración. Presenta bajo poder calorífico, siendo recomendada para generación de gas pobre. Se encuentra asociado a micorrizas del género Rhizobium, por lo que se recomienda en conservación, recuperación de suelos y ecosistemas degradados, pudiendo constituir una alternativa para el control de desmoronamientos de terrenos debido a su vigoroso sistema radicular (Carvalho, 1994). Según varios testimonios, esta planta es insecticida y tóxico para el ganado (Burkart, 1952).

Frutos
Sámaras de 2,2-3,3 x 1,1-1,5 x 0,2-0,4 cm. Semicirculares, ápice redondeado, base decurrente y estipitada, 0.5-0.8 cm y contraídas alrededor de la semilla (Fig. A). Aplanados. Puede llegar a persistir el cáliz en algunos frutos. Monospérmicos (Fig. B). Monocárpicos. Deriva de un ovario súpero. Pericarpio muy delgado, amarillo, en otros casos ocre, reticulado, opaco y cartáceo. Placentación marginal. Indehiscente. Ala placentaria lateral, angosta y cartácea de 1.1-2.5 x 0.1-0.2 cm. (Fig. A y B).

Semillas
Semillas medianas de 6-9 x 4-6 x 1-2 mm. Arriñonadas (Fig. C). Comprimidas lateralmente y muchas veces rollizas en la zona hilar (Fig. D). Cubierta seminal negra, resultando a veces ligeramente rojo café, lisa, opaca y ligeramente coriácea, a veces ósea. Se aprecia fácilmente dos capas de la cubierta seminal; la externa negruzca y la interna de color ocre (Fig. E). Funículo grueso con vestigio de arilo (Fig. B). Hilo discernible a simple vista, lateral, expuesto, circular y castaño blanquecino (Fig. D). Micrópilo ligeramente discernible, subbasal, puntiforme y se halla hundido (Fig. D). Corona hilar circular, discernible fácilmente. Lente ligeramente discernible, lateral y lineal triangular (Fig. D). No endospermadas. Embrión doblado, amarillo, bilateralmente asimétrico y coriáceo (Fig. F). Cotiledones planos convexos, arriñonados, iguales, lisos, márgenes enteros, ápice redondeado y acumbentes (Fig. F). Eje embrional curvo (Fig. G). Plúmula bien desarrollada (Fig. G´). Hipocótilo-radícula lineal (Fig. G).
Número de semillas por Kg: 20926-24000 (Carvalho, 1994).

Ateleia glazioveana Baill

Ateleia glazioveana Baill. A. Vista general del fruto con una angosta ala placentaria, superficie reticulada y largamente estipitada (x2). B. Vista interna del fruto, luego de removerse parte del pericarpo, exhibiendo la disposición de la semilla (x3)B`. Vista del funículo con un breve reborde hilar y vestigio de arilo (x 12). C. Vista externa de la semilla arriñonada (x 6). D. Vista hilar de la semilla donde se puede apreciar la lente, la corona hilar, y el diminuto micrópilo (x 6). E. Vista de la semilla con las cubiertas seminales parcialmente removidas ( x 6). F. Vista externa del embrión doblado (x 6). G. Vista interna del embrión donde se puede apreciar un cotiledón, el eje embrional curvo, la plúmula rudimentaria y el hipocótilo-radícula lineal. G`. Detalle de la plúmula resultante de 24 horas de inmersión en aguas de las semillas (x 20). H. Sección transmediana de la semilla exhibiendo una gruesa cubierta seminal y los cotiledones planos convexos (x 6).

 

Bibliografia

Burkart, A. 1952. Las leguminosas argentinas silvestres y cultivadas. Editorial ACME. Buenos Aires.

Carvalho, P. 1994. Especies florestais brasileiras EMBRAPA. Brasilia

Lorenzi, H. 2008. Árbores brasileiras. Manual de identificacao e cultivo de plantas arbóreas nativas do Brasil. Nova Odessa: Instituto Plantarum. Vol. 01. 5ͣ Ed. San Pablo.

Maciel Barroso, G. Pires Morim, M. Peixoto, A. Falcao Ichaso, C. 2004. Frutos e sementes. Morfología aplicada a Sistematica de Dicotiledóneas. Universidade Federal de Vicosa.MG. Brasil.

facebook twitter youtube plus feed